La alopecia en jóvenes, ¿cómo prevenirla y evitar la calvicie?

alopecia en jóvenes
La prevención es la mayor arma para luchar con una calvicie incipiente La alopecia en jóvenes suele estar asociada a factores hereditarios. A partir de los 20 años, los hombres pueden comenzar a experimentar la caída del cabello, sobre todo en la zona de las entradas y el área superior (coronilla) de su cabeza, algo que puede ser decisivo para determinar los primeros signos de calvicie. Prevenirlos resulta de vital importancia a la hora de prolongar la vida del cabello y hacer que este luzca fuerte y sano durante más tiempo. A continuación, se exponen algunos de los beneficios más contrastados para mitigar la calvicie en jóvenes. Un adelanto: acudir a una clínica capilar para determinar sus causas y recibir un tratamiento personalizado es el primer paso para mitigar la alopecia. El momento de despertarse es crucial a la hora de saber si se comienza a sufrir o no alopecia desde una temprana edad, como sería el caso de la adolescencia. Ni duchas ni peines, la mejor manera de llevar un control es observando la almohada. Si en esta hay  4-5 pelos, podría haber un motivo de alarma. Por otro lado, existe un falso mito acerca de las gorras que provoca la alopecia en jóvenes. Aunque estas siempre se han asociado a los hombres con alopecia para ocultar su calvicie, lo cierto es que resultan muy beneficiosas para proteger el cuero cabelludo de agentes externos nocivos para la salud del cabello, incluidas las entradas en el pelo. Estos complementos son especialmente aconsejados en épocas muy calurosas, siempre y cuando el cabello transpire, para evitar la proliferación de sudor y seborrea, causantes de una acelerada caída del cabello. Entre las acciones de control de alopecia en jóvenes, el champú seleccionado desempeña un papel principal. Los laboratorios dermatológicos poseen una gama amplísima de champús para lavar y sanear el cabello, adaptados a cada clase de pelo y atendiendo a sus características. Lo más importante es tener precaución de no secar demasiado los folículos pilosos, ya que unos parámetros controlados de grasa en el cabello también juegan su rol a la hora de prolongar la vida del cabello. Ya en la fase de lavado, diversos doctores recomiendan no frotar demasiado ni efectuar fricción excesiva en el cuero cabelludo para no dañarlo. Además, lavar día sí y día no el cabello, lejos de perjudicar su salud, ayuda al pelo a regenerarse con naturalidad y preservarse por más tiempo. Utilizar agua tibia durante el aclarado y finalizar con un buen chorro de agua fría puede ser el mejor golpe de efecto para activar su crecimiento de manera natural. En cualquier caso, la clínica capilar y los especialistas que la integran son las piezas fundamentales para recibir un asesoramiento personalizado para cada caso de calvicie en jóvenes. Evitar la alopecia o retrasar la utilización de cabello artificial es posible. Si tienes dudas, no dejes de pedir una cita sin compromiso en cualquiera de nuestras Clínicas Capilares  SwanSea, la primera visita es gratuita. O si lo prefieres, puedes dejarnos un comentario en este artículo, intentaremos ayudarte en lo posible.
SOLICITAR DIAGNÓSTICO GRATUITO